Zidane se juega su futuro en los próximos cuatro partidos

Zidane Villarreal Real Madrid

El Madrid se medirá en Liga a Sevilla y Atlético con la Champions entre medias

El Real Madrid sigue sin levantar cabeza en Liga al cosechar una nueva derrota frente al Alavés. Polémicas arbitrales aparte, que las hubo para perjuicio de los blancos, lo cierto es que el resultado no pudo considerarse injusto. Apenas unos días después de la exhibición ante el Inter, los de Zinedine Zidane volvieron a demostrar que son un equipo imprevisible y capaz de hincar la rodilla ante cualquier rival.

En cuanto a los problemas mostrados por el Madrid durante el choque, lo cierto es que poco tuvieron de novedosos. Si acaso, el flagrante error de Courtois que costó el segundo tanto del conjunto vitoriano. Lo único que le faltaba a este equipo es que el portero belga comenzase a fallar más de la cuenta, como ya sucediera la pasada jornada ante el Villarreal. En cualquier caso, el ex de Atlético y Chelsea también dejó un puñado de buenas intervenciones que hablan muy mal del trabajo sus compañeros.

Lucas Pérez gol Real Madrid Alavés
Lucas Pérez bate a Courtois de penalti en el Real Madrid – Alavés. CORDON PRESS

Y es que la defensa volvió a hacer aguas con un Marcelo que dispara las posibilidades de derrota cada vez que juega de titular. No es algo que se diga aquí, sino que lo confirman los propios números. En esta ocasión, sí se notó la ausencia de Sergio Ramos, a quien se escuchó gritar desde la grada más que a su propio entrenador. Tampoco fue una novedad la falta de pegada mostrada por el cuadro blanco, por mucho que Mariano le ponga ganas. Al menos la actitud del hispano-dominicano basta para brillar al lado de la intrascendente actuación de Asensio, quien definitivamente se ha quedado en el camino. Lo único malo que le faltaba por ocurrir a este Madrid era una enésima lesión de Hazard… y bingo.

La incapacidad para renovar al Real Madrid condena a Zidane

Sin embargo, nada de esto impide que Zidane sea considerado el gran responsable de la actual situación, al igual que lo fue del título de Liga de la temporada pasada. Al francés no se le puede negar su brillante hoja de servicios, pero entre título y título ha ido aplazando la renovación de un equipo que sigue dependiendo de la columna formada por Ramos, Modric y Benzema. ¿Se imaginan que Simeone siguiera encomendado a Godín, Gabi y Diego Costa a estas alturas de la película?

Precisamente, el ejemplo de un equipo que ha sabido reinventarse lo marca un Atlético que ya saca seis puntos a los blancos con un partido menos disputado. A los rojiblancos se les pone una situación ideal para protagonizar un asalto al título liguero similar al de 2014. Tampoco se debe perder de vista a una Real Sociedad que es candidata hasta que la clasificación diga lo contrario. Ambos equipos pueden seguir abriendo la brecha respecto a un Real Madrid que se juega la vida en las próximas dos jornadas visitando al Sevilla y recibiendo al Atlético.

Todo ello, además, con la Champions entre medias, en la que los blancos deben certificar el pase jugando esta próxima semana en Ucrania ante el Shakhtar Donetsk y cerrando la fase de grupos en Valdebebas frente al Borussia Monchengladbach. Al menos en esta competición, la situación vuelve a estar bajo control tras los dos triunfos contra el Inter. Sin embargo, como ya hemos señalado, nunca canten victoria con este Madrid capaz de todo. El único consuelo que le queda a los blancos es que el Barça no está peor, al menos por el momento. En cualquier caso, si en Liga continúa la sangría, mucho ojo a lo que pueda suceder con Zidane ante la perspectiva de otro campeonato tirado a la basura en invierno.