Los seis sentenciados por Zidane o la “gran decepción” que llega al vestuario del Real Madrid

Zidane

El francés se olvida de la revolución y sigue poniendo a las vacas sagradas

Zinedine Zidane llegó al Real Madrid con la promesa de llevar a cabo la revolución que no quiso hacer el pasado verano, cuando pilló a todos a contrapié con el anuncio de su dimisión. Tras una temporada de estrepitoso fracaso, el técnico francés parecía tener vía libre para hacer una limpieza sin contemplaciones y desprenderse de ciertas vacas sagradas que han perdido la ambición después de tantos éxitos. Son ya cinco los partidos que suma tras su regreso y lo cierto es que hay quien ya habla de una “gran decepción”. De sus alineaciones y mensajes en rueda de prensa se deduce que hay seis jugadores que están prácticamente sentenciados, y sólo uno de ellos puede ser considerado un peso pesado y verdadero responsable de lo ocurrido en el presente curso.

Ese futbolista es Gareth Bale, cuya venta es un clamor que el Santiago Bernabéu expresa con pitos cada vez que ve al galés sobre el césped. Sin embargo, mucho más sorprendente es comprobar quiénes son los otros futbolistas que se postulan en la lista negra del técnico galo. De todos ellos cabe destacar en primer lugar a Marcos Llorente, un jugador que ha ofrecido un excelente rendimiento cuando ha tenido que sustituir a Carlos Henrique Casemiro y quien extrañamente apenas goza de oportunidades con Zizou, como ya sucedió en su anterior etapa. Desde que volvió el francés, el canterano apenas ha dispuesto de 80 minutos ante el Huesca y todo apunta a que tendrá que buscar nuevo destino, aunque no es descartable que lo vuelva a hacer en calidad de cedido.

Los jóvenes pagan los platos rotos

Caso parecido es el de Dani Ceballos, con el que el asunto parece rozar lo personal si se recuerdan las duras declaraciones que hizo el centrocampista contra Zidane pocos meses después de su marcha. Tenga o no algo que ver, lo cierto es que el de Utrera no ha jugado nada en los últimos tres encuentros siendo incluso adelantado por Fede Valverde. Otra situación bastante polémica es la de Sergio Reguilón, quien apenas ha disputado un partido de los cinco que lleva el galo al mando. El lateral fue una de las grandes ilusiones en la etapa de Santiago Solari frente a un Marcelo fuera de forma y que era el gran lastre del equipo. Pese a todo esto, el francés está insistiendo en la titularidad del brasileño pese a que éste sigue lejos de su mejor nivel.

Algo distinto es el caso de Brahim Díaz, futbolista que es del agrado del entrenador pero que muy difícilmente puede tener hueco en la plantilla de la próxima campaña. El malagueño llegó como una apuesta de futuro y lo más probable es que se le busque una cesión para que siga creciendo. Por último, está Mariano Díaz, jugador en el olvido del famoso casting realizado por Zidane. Aunque es probable que se busque a un delantero centro que compita con Karim Benzema la temporada que viene, el hispano-dominicano parece prácticamente descartado a juzgar por las decisiones tomadas por el banquillo. A este paso, como dijo John Benjamin Toshack, no es descartable que Zizou acabe jugando con “los mismos once cabrones de siempre”.