Zidane vs Setién: un nuevo cara a cara en el Clásico

Setien Zidane

El nuevo Barça afronta su prueba más dura ante el Madrid de Zidane

En los últimos tiempos, el Clásico se ha convertido en un partido muy influyente en el devenir de los banquillos de Real Madrid y Barça. Ya lo pudimos ver el pasado curso, cuando tanto Julen Lopetegui como Santiago Solari quedaron cadáveres tras sufrir sendas derrotas ante el Barça de Ernesto Valverde, a quien se le atribuyó la fama de liquidador de entrenadores blancos.

Sin embargo, el pasado mes de diciembre, fue el propio Txingurri quien quedó marcado tras una pobre actuación de los suyos frente a los de Zinedine Zidane en el Camp Nou, con un 0-0 final que fue incluso demasiado premio para los locales. Ahora el turno al frente del equipo azulgrana le llega a Quique Setién en un partido que puede resultar trascendental tanto para su proyecto como para el de su homólogo en el Madrid

La búsqueda de Setién

Uno de los argumentos que tiene el cántabro para ser optimista es lo bien que le ha ido contra el conjunto de Zizou en sus anteriores experiencias dirigiendo a Las Palmas y Betis. Con el equipo canario, cosechó una derrota por 1-2 en la temporada 2015-16 y sendos empates (2-2 en Gran Canaria y 3-3 en el Santiago Bernabéu) en la 2016-17, mientras que dirigiendo al cuadro verdiblanco logró ganar dos veces en el feudo madridista (0-1 en el curso 2017-18 y 0-2 en la última jornada del pasado ejercicio) y sólo perdió una vez en el Benito Villamarín (3-5 en la campaña 2017-18).

A pesar de estos precedentes, vencer en el próximo Clásico e imponerse en la lucha por el título de Liga al Real Madrid no se antoja como un desafío nada sencillo para Setién, cuyo Barça todavía se encuentra en proceso de prueba y error a pesar de que la competición no le da más margen. Todo ello por no hablar de las numerosas lesiones que asolan al conjunto azulgrana, que llega a Concha Espina sin sus dos laterales, Jordi Alba y Sergi Roberto, sumadas a las conocidas bajas de larga duración de Luis Suárez y Ousmane Dembélé.

Pese a esta serie de contratiempos, el bagaje del de Santander al frente de los culés es de cinco triunfos y una derrota en Liga. El técnico consiguió los tres puntos en los duelos contra Granada (1-0), Levante (2-1), Betis (2-3), Getafe (2-1) y Eibar (5-0), mientras que fue derrotado por el Valencia (2-0). No obstante, más allá de estos resultados, el fútbol del Barça todavía está lejos de los estándares del ‘Cruyffismo’ del que Setién se declara fiel admirador.

Imprevisible Zidane

Caso complejo es también el de Zidane en la presente temporada, quien pasó de estar al filo del abismo en octubre a levantar al equipo en los siguientes tres meses con varias decisiones acertadas. Sin embargo, en cuanto el Real Madrid ha encadenado tres tropiezos entre Liga y Champions, las dudas en torno al francés han regresado. Para bien o para mal, sus decisiones condicionan los encuentros y siempre se guarda alguna que otra sorpresa. El ejemplo perfecto pudo verse el pasado miércoles ante el Manchester City, en el que fue muy criticado al apostar Luka Modric en el once en lugar de Toni Kroos.

De cara al Clásico, las principales incógnitas de su planteamiento residen en el lateral izquierdo, con las alternativas de Ferland Mendy y Marcelo; en el centro del campo, donde presumiblemente Isco Alarcón, Luka Modric y Fede Valverde aspiran a estar en el once; mientras que se espera que Vinicius Júnior vuelva a acompañar a Karim Benzema en el ataque tras la enésima decepción de Gareth Bale. Eso sin descartar que el galo recurra al esquema de cinco centrocampistas que ya ha utilizado este curso o a su clásico 4-3-3 con dos extremos puros. En definitiva, todo es posible con el de Marsella en el banquillo.