Zidane vs Simeone: Lucha técnica

El francés y el argentino preparan su jugada maestra, la que decante la partida a su favor en la búsqueda de una nueva final de Liga de Campeones.

Real Madrid y Atlético protagonizan un nuevo cruce europeo en el que los pequeños detalles están llamados a decidir. En este sentido, cobran especial trascendencia los movimientos desde el banquillo que protagonicen Zinedine Zidane y Diego Pablo Simeone. El francés busca una final que le sitúe a las puertas de  lo que nadie ha conseguido, ganar la Champions por segundo año consecutivo. El argentino ha vuelto a colocar a los suyos cerca del título que más añoran tras levantarse de los golpes de Lisboa y Milán, algo que parecía impensable.

Cada técnico cuenta con sus propias armas para tratar de lograr la clasificación. Salvo sorpresa mayúscula, el Cholo cederá el balón a sus rivales (40% de posesión en el último derbi) y buscará las transiciones rápidas fiándolo todo a la solidez de los de atrás y el acierto de los de arriba, una fórmula que en el Santiago Bernabéu le ha dado buenos resultados con sólo una derrota en las últimas seis visitas. Zizou parte con la garantía de que su equipo dispondrá de opciones de gol debido a la calidad de sus jugadores (19 disparos por partido en Champions), aunque concretar en las áreas no será tarea fácil.

El fondo de armario de Zidane

El entrenador del Real Madrid cuenta con la inmensa variedad de recursos que le proporciona su banquillo. El galo ha sabido sacar partido a toda la plantilla y sus futbolistas llegan con un reparto de minutos óptimo para competir al máximo a estas alturas de competición. El caso de los merengues se diferencia del de sus vecinos, quienes han venido apostando por un once más predefinido en todos los torneos.

Como muestra de ese desnivel entre los suplentes de uno y otro conjunto, cabe señalar que hasta once jugadores diferentes del equipo de Zidane han visto portería en esta Champions por tan sólo cinco que lo han logrado para los de Simeone. Contar habitualmente en el banquillo con hombres como James, Morata, Isco y Asensio es un lujo que sólo está al alcance de los blancos. El técnico francés tiene donde elegir, una ventaja que puede ser fundamental si es capaz de gestionarla con acierto.

La lectura de Simeone

Pese a ser el entrenador madridista el que dispone de una plantilla profunda, lo cierto es que Simeone necesita poco para sacar petróleo. En su último derbi se pudo comprobar de manera evidente, en el que el Cholo agitó el choque dando entrada a Correa y fortaleció la medular con Thomas. Estos movimientos, unidos al desacierto de Zidane al retirar a Kroos, acabaron suponiendo el gol del empate marcado por Griezmann.

Ahí se notaron las tablas del argentino, mucho más sibilino cuando hay que improvisar. Aquel último precedente vino también a demostrar el carácter decisivo que los cambios pueden tener en el transcurso de la eliminatoria. Quien dé esta vez con la tecla adecuada tendrá mucho ganado para estar en Cardiff el próximo 3 de junio.